Los músicos de la Orquesta Joven de Andalucía tuvieron una actuación memorable. Miguel Colom finalmente no pudo participar, pero fue sustituido por Amaury Coeytaux quien contribuyó de manera extraordinaria al éxito del concierto.

Pablo Heras-Casado, el gran director internacional, impactó con su carisma y su gran capacidad para conectar al público directamente con los músicos del escenario.  Todo el Teatro de la  Maestranza de Sevilla respondió emocionado con calurosas ovaciones a la orquesta, resultando el concierto un éxito rotundo.

Creemos y compartimos la misión de la Fundación Barenboim-Said.  Tenemos mucho en común en cuanto a unir a las personas para que utilicen su creatividad construyendo una sociedad y un mundo mejor, más seguro y más justo. Nuestra participación en esta iniciativa fue la combinación de ello, y la declaración firme de que Robert F. Kennedy Human Rights Spain está preparada para llevar nuestro programa de educación en derechos humanos a los estudiantes de toda Andalucía, y que los jóvenes son el foco al que hay que dirigirse. Ellos son los que se encargarán de usar su formación y su talento para afrontar los nuevos retos que surjan.  Queremos ayudar a prepararlos y pondremos todo nuestro esfuerzo y compromiso en ello.

Por motivos de salud pública se han tenido que aplazar los conciertos que se iban a celebrar en Granada y Córdoba.

Queremos agradecer a todos los que han hecho posible esta iniciativa: a todo el equipo de la fundación Barenboim-Said, en especial a Muriel Páez, Ana Juliá, Raquel Gilabert, Juan Fernández Pantoja, Miguel Colom, y a Amaury Coeytaux por intervenir en el último momento y ofrecer un espectáculo increíble, junto al Maestro Pablo Heras Casado.También al Teatro de la Maestranza, a la Junta de Andalucía, y a Patricia del Pozo, Consejera de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, por su gran apoyo.

Foto: Manuel Vaca